El momento idóneo para comenzar es a partir de la 18ª semana de embarazo.

La práctica del pilates durante el embarazo tiene múltiples beneficios, entre ellos:

  • Ayuda a mantener una buena postura durante el embarazo ganando resistencia muscular y elasticidad.
  • Control de la respiración, mejorando la respiración durante el parto.
  • Fortalece la musculatura del suelo pélvico y mejora la movilidad pélvica, esencial para parto.
  • Ayuda a relajarse, mejora el sueño y aumenta los niveles de energía.
  • Propicia una rápida recuperación postparto.

 Impartido por Fisioterapeuta especializada, en grupos reducidos (3-4 personas). 2 clases semanales.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted